Videovigilancia en centros sanitarios, seguridad para los profesionales de la salud

    En Comunitelia queremos colaborar con el sector sanitario a mejorar sus sistemas o a implantar nuevas soluciones a medida que contribuyan a erradicar la violencia en el ámbito sanitario.

    Castilla-La Mancha registró en el año 2018 casi 170 agresiones a personal sanitario, 22 a médicos y 145 a enfermeras. Sin embargo, el número de afectados podría ser muy superior ya que muchas de estas agresiones (sobre todo en el caso del personal enfermero) son verbales y no se denuncian y, por lo tanto, no son contabilizadas en el Observatorio Nacional de Agresiones del Consejo General de Enfermería.

    Algunos sindicatos como Satse vienen reclamando medidas que den una respuesta a este grave problema que afecta a todo el territorio español. Por eso, este verano presentó al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y a las comunidades autónomas un conjunto de más de 50 medidas y acciones concretas para luchar contra la violencia en el ámbito sanitario.

    Una de estas medidas es que se generalicen los sistemas de videovigilancia durante las 24 horas en los pasillos y en las salas de espera y de admisión de los centros sanitarios.

    Hay muchos hospitales y centros de salud españoles que ya cuentan con cámaras de vigilancia y que están intensificando este servicio. Es el caso del Hospital Universitario de Getafe que en 2017 decidió reforzar su seguridad sumando a las 20 videocámaras que ya tenía 44 más.

    También en Castilla-La Mancha, el Servicio de Salud (Sescam) anunció hace un año que iba a instalar iluminación infrarroja en las cámaras de videovigilancia de los centros de salud de la región a fin de mejorar la calidad de las grabaciones que luego son revisadas cuando se producen agresiones a los profesionales que en ellos trabajan.

    La cámara de videovigilancia es en sí mismo un elemento disuasorio para el agresor y contribuye a que el personal sanitario se sienta más protegido en su entorno laboral, pero también garantiza una respuesta rápida y eficaz en caso de que se produzca una emergencia. Además, las imágenes grabadas se pueden convertir en una prueba irrefutable ante un juez en caso de llegar a los tribunales.

    Tiene la ventaja también de que puede ser una herramienta para incrementar la calidad de la atención y la información a los familiares. Por ejemplo, el Hospital Universitario Rey Juan Carlos de Móstoles ha instalado un sistema de cámaras web en la Unidad de Cuidados Intensivos de neonatales para que los padres puedan seguir la evolución de sus bebés en tiempo real a través de cualquier dispositivo electrónico las 24 horas del día.

    En Comunitelia creemos que la videovigilancia debería ser un pilar básico en los planes de seguridad de cualquier actividad en el ámbito sanitario y queremos contribuir con el sector a mejorar los sistemas ya instalados o a implantar nuevas soluciones a medida incorporando la última tecnología del mercado.

    Por eso, y porque nos importa la sanidad, la semana pasada patrocinamos el desayuno informativo «Espacio Reservado», de www.encastillalamancha.es, en el que tuvimos la oportunidad de escuchar al consejero de Sanidad, Jesús Fernández, que, ante más de 300 personas, hizo un repaso a la política sanitaria de Castilla-La Mancha en temas como prestación farmacéutica, pediatría, transporte sanitario o los planes para la apertura del nuevo hospital de Toledo.

    Si quieres más información sobre seguridad y videovigilancia no dudes en ponerte en contacto con nosotros en nuestra web

    Estaremos encantados de atenderte.